0

No waifu no laifu.

En muchos mangas y animes, se refleja un aspecto de la sociedad japonesa tradicional, que aún sin saber si se trata de una exageración o una realidad en su cultura, resulta un tanto curioso. Me refiero a aquella ambición de muchas chicas dentro de las mencionadas obras por casarse y convertirse en una buena esposa.

Partiendo de este hecho, podemos deducir que muchos en el país nipón tienen como meta en la vida formar una familia, o conseguir una esposa. Esta podría ser una explicación para el fenómeno waifu dentro de la cultura otaku (y su versión masculina, husbando). Pero claro, ¿qué es eso de waifu? Es el término resultante de la pronunciación japonesa de wife, inglés de “esposa”, igual que husbando proviene de husband” (esposo) y se refiere a un personaje ficticio, generalmente de un anime/manga, por el cual se procesan sentimientos más complejos que una mera atracción física.

Actualmente se usa sobretodo para referirse a personajes que, sencillamente te encantan tanto física como emocionalmente, aunque hay quien lleva esto un poco más allá. Es muy habitual que prácticamente todo aficionado al anime/manga tenga una waifu o husbando, de quien se compre toneladas de figuras, posters, y otras obras de merchandising que satisfacen sus gustos.

No es un término que podamos tratar como un género, aunque se hable de que una serie está llena de waifus, por ejemplo cuando nos referimos a que muchos de los personajes de dicha serie parecen creados únicamente para que te enamores de ellas. Tampoco es algo exclusivo de la cultura otaku, en los videojuegos por ejemplo, cada vez es más habitual encontrar aficionados que desarrollan sentimientos complejos hacia personajes femeninos, y llegan a idolatrarlas como su prototipo de mujer perfecta.

Juanjo

Friki linuxero nivel 24. Me dedico al desarrollo web, pero me encantan la fotografía y escribir en este blog. Fanático de Doctor Who. Ex-melenudo. Ex-jefazo de un maid café.

Deja un comentario