0

Visitando la Alhambra

Aunque una entrada con ese título sugiera que he visitado la fábrica de cervezas Alhambra, en realidad hablo del monumento granadino, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984. La verdad es que hacía mucho que tenía ganas de volver a pasear por Granada, ya que es una ciudad que siempre me ha gustado mucho, y hacía mucho que no visitaba la Alhambra, aunque sea solo por sus jardines y el palacio de Carlos IV. Y si a ese viaje le añadimos poder pasear en compañía de mi pareja, ¿que más le podemos pedir a la vida?

Debo admitir que uno de los propósitos principales de este viaje, era volver a viajar en tren. Aunque es caro en relación con el bus, ofrece una serie de comodidades de lo más interesantes, el traqueteo del tren sobre las vías, y unas vistas magníficas atravesando la Alpujarra almeriense y granadina, con sus múltiples de estaciones de tren abandonadas que recuerdan a una época en la que el transporte ferroviario tenía mucho peso en esta provincia sureña olvidada por los de arriba.

Granada

Más fotos como esta, en mi Flickr

La visita a la Alhambra estuvo llena de turistas que admiraban con gran interés cada pequeño detalle de la historia que nos dejaron nuestros predecesores árabes en su paso por la península ibérica, algo que debo admitir que me resulta muy admirable. Me hubiese gustado poder hacer una visita completa, pero la falta de tiempo era un inconveniente poderoso. Como compensación, pudimos recorrer las calles de Granada, viviendo las historias de cada rincón de esta preciosa ciudad, además de poder disfrutar de unas vistas magníficas del blanco caserío que puebla las calles del Albaicín, y la Iglesia de San Nicolás (con el mirador homónimo).

Fue un viaje corto, pero intenso, divertido y cuya experiencia pronto me gustaría poder repetir, con un destino diferente.

Juanjo

Friki linuxero nivel 24. Me dedico al desarrollo web, pero me encantan la fotografía y escribir en este blog. Fanático de Doctor Who. Ex-melenudo. Ex-jefazo de un maid café.

Deja un comentario